Se tiene un retraso de diez años en movilidad hacia la zona industrial, por lo que los gobiernos deberán pensar en proyectos a corto, mediano y largo plazo y no solo en lo que duran sus administraciones, así lo señaló presidente de la Unión de Usuarios de la Zona Industrial (UUZI) Ricardo Pérez Castillo.

Además consideró que “Si hay mejora de movilidad, habrá mejora en la seguridad”, y es que sostuvo que el proyecto de la vía alterna a la carretera 57 generará un gran impacto social en ambos rubros.

“Son factores que van asociados, al momento que tienes movilidad en una ciudad, en una zona metropolitana automáticamente tienes también seguridad (…) además que los servicios médicos y también de seguridad se podrán desplazar de una forma mucho más rápida…”

“Estamos estimando y es algo que está preparando el gobierno del estado y es el impacto social que tiene esta obra”.

La urgencia y la necesidad para la población son sobre todo para desfogar en aproximadamente un 30 por ciento el congestionamiento que se genera a diario de la ciudad hacia la zona industrial; y que en consecuencia, también disminuirá la generación de partículas contaminantes sobre la atmósfera.