El mercado global se transforma constantemente y la competencia incrementa en todos los sectores de forma acelerada. Por esa razón, sabemos que todo dueño o director de una empresa se preocupa por mejorar la productividad laboral de su compañía.

Sin embargo, esta tarea no es sencilla. Mejorar la eficiencia de quienes trabajan en una organización implica una serie de acciones que deben trabajarse poco a poco para ganar terreno. Eso sí, aunque puede tomar tiempo, ver cómo la inversión del negocio resulta cada vez más rentable hará que tus esfuerzos hayan valido la pena.

Ten en cuenta, además, que incrementar la productividad laboral es la clave para que una PYME logre expandirse y conquistar sus metas de crecimiento. Con esto en mente, hoy te daremos 6 consejos que te ayudarán a conseguirlo.

¡Comencemos!

1. Comparte la misión y objetivos de la empresa

Toda empresa nace con el fin de coordinar esfuerzos para responder a una necesidad del mercado. Sin duda, encontrar la manera de transmitir el porqué una organización existe y a dónde quiere llegar es vital para que quienes trabajen en ella tengan éxito.

Esto es especialmente importante porque te ayudará a crear un marco de referencia con tus empleados sobre lo que la organización persigue, así como le dará un propósito y significado a las actividades que se realizan en cada departamento.

Dicho en otras palabras, es el primer paso para generar motivación y sentido al trabajo diario, lo que tendrá como resultado una mayor productividad.

2. Crea un manual de políticas y procedimientos

Lógicamente, antes de buscar que la operación de tu empresa mejore, debes tener bien definido en un manual cuáles son tus procesos, normas, políticas y objetivos actuales. Tener toda esta información concentrada te dará grandes ventajas que impactarán positivamente en tu productividad, por ejemplo:

Apoyarás la capacitación de nuevos miembros en cuanto al quehacer de su puesto y les darás a conocer las diferentes áreas que componen la organización;

Permitirás que todo el personal comprenda el funcionamiento interno de la empresa;

Ayudarás a informar, controlar y evaluar el cumplimiento de los propósitos diarios;

Evitarás que las cosas se hagan dos veces.

En resumen, esta herramienta te ayudará a que cada persona tenga bien definido qué debe de hacer para que la organización consiga sus metas.

3. Busca herramientas de control y automatización

Sin duda, mantener el control de la administración, compras, cobranza y operación de tu empresa puede resultar abrumador. Dicho esto, debes tomar medidas para no comprometer la productividad de tu empresa por la falta de herramientas que te apoyen en el proceso.

Para esto, lo primero será evaluar si con los instrumentos que cuentas puedes controlar tu negocio de una forma práctica y confiable. De no ser así, es momento de renovarse.

Por suerte, actualmente existen plataformas que podrían hacer que el día a día de tu organización sea mucho más llevadero. Tener información precisa y clara en el momento en el que la necesitas es imprescindible para lograr una toma de decisiones certera.

Tomando en cuenta lo anterior, utilizar un software que te permita tener un correcto flujo de información y que, además, te dé la posibilidad de automatizar procesos y de tener acceso a las distintas áreas que conforman tu empresa, puede resultar de gran ayuda.

Por ejemplo, en industrias tan complejas y competitivas como la automotriz —conformada en México por 1,200 proveedores de los cuales 500 son nacionales—, contar con un sistema que te permita organizar y controlar los procesos, cuidar la relación con tus distribuidores, así como tener información valiosa que te permita generar reportes y tomar decisiones, puede significar mucho si estás buscando mejorar tus resultados.

Ten por seguro que tener una administración impecable llevará tu productividad a otro nivel.

4. Crea planes de desarrollo profesional

La formación profesional de las personas que trabajan en una compañía es un tema de especial relevancia, ya que de ellas dependemos para lograr todos los objetivos. El desarrollo, si bien abarca la capacitación, tiene un alcance más amplio, pues tiene como premisa lograr que las personas enfrenten metas más complejas a largo plazo.

Es preciso crear programas de desarrollo que tengan en la mira las metas organizacionales, de esta manera dejaremos de ver la formación como un costo y se convertirá en una inversión que asegurará un impacto positivo.

Las empresas cada vez están más comprometidas con estimular la educación de sus miembros, sin embargo, te aconsejo también considerar acciones para que la gente se comprometa con la organización y decida permanecer en ella, de otra forma tus esfuerzos no verán resultados.

5. Promueve la comunicación eficaz

Quienes tienen o dirigen una empresa se preocupan cada vez más porque sus empleados tengan mejores relaciones con sus equipos de trabajo, debido a que una actitud positiva hace toda la diferencia.

Ten en mente que es necesario propiciar un ambiente colaborativo, incluyente y respetuoso para que cada persona cumpla sus funciones y alcance sus objetivos en el tiempo adecuado.

Un método muy efectivo será que te involucres con cada uno de tus colaboradores; date tiempo para platicar con ellos. Recuerda que quienes cuidan a las personas como su principal activo, tendrán una empresa más productiva y competitiva.

6. Evalúa las instalaciones de trabajo

Factores como la luz, el sonido, la temperatura y la distribución de las áreas de oficina son determinantes en la creación de nuevas ideas, la concentración y el desarrollo de las actividades diarias en general; te invitamos a evaluar si tú y tus colaboradores tienen las condiciones óptimas para tener una alta productividad laboral.

Los empleados le otorgan un valor elevado al entorno en el que laboran, por lo que una mejora en el ambiente de trabajo podría influir directamente en la retención de personas, la satisfacción y la productividad. Enfócate también en la salud y el bienestar de tus empleados, y notarás cambios importantes.

Ahora que ya sabes cómo mejorar la productividad laboral en tu empresa, es momento de que pongas manos a la obra. Recuerda, sigue estos consejos para lograr que tu organización sea competitiva y aumente su rentabilidad.