El jefe de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que el COVID-19 no parece seguir los patrones estacionales que exhiben algunos virus, lo que dificulta su control.

A diferencia de otros virus respiratorios como la influenza que se propagan principalmente en invierno, la pandemia de coronavirus se acelera en verano.

Eso es a pesar de las predicciones anteriores de algunos científicos y políticos, se desvanecería con el calor.

“Este virus no ha demostrado ningún patrón estacional como tal”, dijo este lunes Michael Ryan en una conferencia de prensa.

“Lo que ha demostrado claramente es que si se quita la presión del virus, el virus se recupera”, destacó.

Añadió que la agencia de salud de la ONU continúa aconsejando a los países incluso donde el COVID-19 parece estar bajo control, como los de Europa, que mantengan medidas para frenar la propagación del virus.

Llamó a países donde la transmisión sigue siendo intensa, como Brasil, a adoptar medidas para que las comunidades tengan el apoyo necesario para implementar estrategias como el distanciamiento social, el uso de cubrebocas y el autoaislamiento si presentan síntomas.