El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, estimó una afectación de 200 millones de dólares por los aranceles que impuso Canadá a México sobre algunos productos de acero.

Guajardo agregó que antes de responder, México buscará la exclusión de dicha salvaguarda.

El jueves, el Departamento de Comercio de Canadá anunció que el nuevo arancel de 25 por ciento a algunas familias de productos de acero entrará en vigor en octubre, lo que afectaría a los tubos para el sector energético y alambrón, que representan el 80 por ciento de exportaciones siderúrgicas al país del norte.

“El tema de respuesta no necesariamente es ‘retaliar’, como es una salvaguarda tenemos que analizar cómo vamos, primero tenemos que platicar con los canadienses para tratar de hacer nuestro mejor esfuerzo para ser excluidos”, declaró al ser entrevistado después de una reunión con el Consejo Coordinador Empresarial.

De acuerdo con el funcionario, la decisión que tomó Canadá estaría afectando la integración del sector acerero de la región.

“Ayer mandé a un mensaje a mis homólogos canadienses en este tema; creemos que estamos afectando la integración de la industria acerera de América del Norte. De las exportaciones de siete productos (a los que afectó la salvaguarda) a nosotros nos incluyeron en 2, estos dos que es tubo para sector energía y que es alambrón representan nuestras exportaciones a Canadá el 20 por ciento de lo que exportamos al resto del mundo. Es una cantidad importante, son 200 millones de dólares”, expuso el secretario.

El titular de la Secretaría de Economía lamentó que Canadá hubiera considerado a México en la lista de países afectados por esta medida ya que cuando México ha tomado este tipo de medidas ha excluido a sus socios comerciales.

“Nosotros tenemos el equivalente a una salvaguarda con el decreto del acero del 15 por ciento que lo acabamos de aprobar otra vez para varias líneas de productos de acero. La diferencia es que nosotros excluimos a nuestros socios en tratados de libre comercio y lo que México está rotundamente rechazando y lamentando es que Canadá no haya excluido a sus socios comerciales”, comentó Guajardo.

El secretario afirmó que la nueva medida canadiense “no pone en riesgo la firma (del Acuerdo Estados Unidos, México y Canadá, conocido como USMCA)”.

La salvaguarda de Canadá, de acuerdo con lo expuesto por el Gobierno del país en un comunicado, obedece al desvío de exportaciones de acero hacia su territorio a raíz de los aranceles siderúrgicos impuestos por Estados Unidos, situación que consideran podría causar daño a los trabajadores y productores de acero de su país.

Agregó que este viernes llamará por teléfono a su homologo canadiense para hablar sobre acero.